Europa

Escapada a Roma: Aproximación

Pin
Send
Share
Send


Hace meses que decidí regalar a mis papis un fin de semana en Roma, claro está, siendo yo su guía. Era la primera vez que mis padres salían del país vía aérea, así que quería que fuera algo especial.

A Roma se puede llegar por aire con varias compañías de bajo coste. Entre ellas

Clickair y Vueling. Con tiempo y ofertas varias se puede encontrar un billete por 60 euros ida y vuelta. Ambos llegan al aeropuerto de Fiumicino, que es aeropuerto principal de la ciudad. Otra compañía de bajo coste que vuela a Roma es Ryanair, aunque se sale de Girona y llega al aeropuerto de Ciampino.

Para ir del aeropuerto de Roma al centro se puede ir en tren o taxi. En tren hay el Leonardo Express, que es un tren directo hasta la estación de Termini. Tarda unos 30 minutos y el precio es de 11 euros por trayecto. También hay un tren que no es directo y que hace varias paradas, el FM1, aunque este no va a Termini. Otra opción si viajan varios como en nuestro caso es coger un taxi. La tarifa de los taxis está establecida y un taxi del aeropuerto de Fiumicino a Roma (no importa el punto de la ciudad) cuesta 40 euros. Igualmente vale la pena preguntarle al taxista por qué precio sale por si acaso os encontráis con alguno que tenga ganas de timar al guiri despistado.

Obviamente el alojamiento fue algo que me miré con especial cariño, ya que no me quería arriesgar y meter a mis padres en cualquier cuchitril. Lo primero que me sorprendió negativamente fue que dormir en Roma era muy caro. Las dos veces que estuve anteriormente fueron en agosto y encontré hoteles por unos 50-60 euros. Esta vez no fui capaz de encontrar nada decente por menos de 100 euros. Como no había ningún hotel que me convenciera, ya porque los precios eran caros o porque la ubicación no era muy céntrica, me decanté por un Bed & Breakfast que recomendaron en el foro de

Pin
Send
Share
Send