Europa

Escapada a Positano y a Pompeya

Pin
Send
Share
Send


Este día era especial porque era el cumpleaños de mi compañero y había que celebrarlo, así que me confabulé con Fabio para tener un pastel de cumpleaños para desayunar. Lo que no me esperaba es que fuera Mateo cantando Happy Birthday quien lo trajera y acabara dándole dos besos para felicitarle. Fue una manera perfecta de empezar un día que fue de los mejores del viaje.

Sólo nos quedaban dos jornadas en la Campania y nos quedaban muchas cosas por visitar. Yo no quería irme sin haber visitado Positano y, obviamente, a Pompeya hay que dedicarle al menos medio día. Por lo tanto, en cuanto acabamos de desayunar subimos al coche para ir a Positano y tal vez a alguna población costera más. Luego, hacia el mediodía teníamos pensado volver para visitar las ruinas de Pompeya.

De Pompeya hasta Positano se tarda más o menos una hora y esta vez fuimos por la costa sorrentina. Como hacía sol y las vistas eran espectaculares, acabamos parando cada vez que encontrábamos un hueco en la estrecha carretera para contemplar las vistas y de paso fotografiarlas.

Positano es sin duda la localidad costera más pintoresca y famosa de la Campania, retratada por un sinfín de pintores y filmada en películas de Vittorio de Sicca o en superproducciones de Hollywood. Y es normal que atraiga. Todo el pueblo está situado en una abrupta roca donde las casas parecen que han sido esculpidas en la misma piedra.

El pueblo empieza en la misma carretera, en lo alto de la roca, y se extiende dos kilómetros hasta la playa por una carretera estrecha y serpenteante donde encontrar un sitio para aparcar es una odisea. ¡Pero lo conseguimos! A pesar de ser domingo, encontramos un hueco en la zona azul a «sólo» un kilómetro de la playa. También había aparcamientos privados, pero no sabría deciros a qué precio sale la hora.

Para visitar Positano, uno tiene que estar mínimamente en forma porque hay que subir y bajar bastantes escaleras. Muchas, cientos de peldaños que se pierden entre casas de múltiples colores, que esconden pequeñas rendijas que dan a un mar azul turquesa que quita el hipo. Cuando por fin consigues llegar a la Playa Grande, puedes admirar todo el conjunto de casas que parece que se te vayan a venir encima. Desde Positano también salen barcos con destino a Capri, pero ese día no porque el mar estaba muy movido.

Cuando volvíamos hacia el coche, estuvimos barajando la posibilidad de visitar Sorrento, pero es que Gemma, una amiga mía, me había contado que Sorrento está sobrevalorada y que era más chula Amalfi. Como no sabíamos qué hacer, preguntamos a un lugareño de Positano cuál de las dos ciudades era más bonita para él y nos dijo que él prefería Amalfi porque la catedral era muy bonita. No obstante, al final vimos la hora que era y decidimos volver a Pompeya.

Dejamos el coche aparcado en la puerta del B&B y fuimos andando a la entrada oeste, la que está delante de la estación de tren. Desde el B&B sólo se tarda unos 15 minutos, pero antes de entrar paramos en un restaurante de tavola calda (comida rápida) para comer alguna porción de pizza. Lo malo es que sólo encontramos uno en la calle turística de Pompeya (donde está el McDonnald's y el Burger King) y la calidad de la comida no era muy buena. Así que con la comida indigesta en la barriga, seguimos caminando hasta la entrada principal.

Hay otra entrada al lado del anfiteatro, pero lo malo de entrar por allí es que no hay servicio de alquiler de audioguías. Aun así, tampoco hubiera sido necesario ir a la otra entrada porque el problema del servicio de audioguías es que sólo hay un puesto donde las alquilan y se tienen que devolver en el mismo lugar, por lo que es un gran inconveniente tener que volver a esa entrada simplemente para devolver el aparato.

La entrada a las ruinas de Pompeya cuesta 11 €. Hay una entrada combinada de tres días que te permite visitar los yacimientos arqueológicos de Pompeya, Herculano, Oplontis, Stabiae y Boscoreale por 20 €. De hecho, nosotros teníamos pensado comprar la entrada combinada porque al día siguiente queríamos visitar Herculano, pero sorprendentemente nos dijeron que ese fin de semana las visitas a todos los centros culturales eran gratuitas porque era el Giornate Europee del Patrimonio.

Video: Costa Amalfitana, Nápoles y Pompeya - ITALIA #Bacetrips (Abril 2020).

Pin
Send
Share
Send