África

Visita al Cheetah Conservation Fund en Namibia

Pin
Send
Share
Send


Continuamos con los relatos del viaje a Namibia de 15 días que hicimos por libre en agosto de 2016. En esta ocasión dejamos el Parque Nacional de Etosha en dirección a Windhoek. Por el camino, hicimos un alto en el Cheetah Conservation Fund, una fundación que trabaja para evitar la extinción de los guepardos en Namibia.

Nos levantamos a las 6 am, recogimos la tienda de campaña, tomamos un desayuno rápido y fuimos hacer el check-out en la recepción del hotel que abre a las 6:30. A las 6:45 ya estábamos en la B1 en dirección a Windhoek donde íbamos a pasar la noche. Desde Etosha hasta la capital hay unas cinco horas sin paradas, pero nuestra intención ese día era hacer una parada en el Cheetah Conservation Fund.

A las 9:30 llegamos a Otjiwarongo, paramos quince minutos para ir al servicio y tomamos la carretera D2440 hacia el Cheetah Conservation Fund. La carretera de pista estaba en bastante buen estado y tardamos en recorrer los 44 km en unos 50 minutos a una velocidad de 60 km/h.

La Fundación por la conservación de los guepardos o Cheetah Conservation Fund (CCF) es una organización sin ánimo de lucro que Julie Marker puso en marcha en 1990 en Namibia para promover programas que faciliten la buena convivencia entre granjeros y guepardos. Desde el año 1900, el número de guepardos se ha reducido en un 90% y se han extinguido en 25 de los 45 países donde habitaban originalmente. Esto se ha debido principalmente a la pérdida de su hábitat, de sus presas y a las represalias de los granjeros cuando ven su ganado amenazado. El centro se situó en Namibia porque este país alberga el mayor número de guepardos del mundo. Aquí se hacen varias actividades turísticas para generar ingresos, pero sobre todo es un centro de investigación, educación y conservación.

Nosotros hicimos el Cheetah Drive por el CCF y un guía muy amable nos dio una vuelta en coche de safari durante una hora mientras nos hacía una buena explicación sobre los problemas de la supervivencia de los guepardos. También pudimos ver cuatro de los 39 ejemplares que tienen allí en grandes parcelas. Estos llegan allí de muy pequeños. Suelen donarlos los granjeros que se encuentran los cachorros cerca de sus fincas después de haber matado a las madres. Lógicamente se intenta reintroducir a todos los posibles de nuevo en la naturaleza, aunque por diversos motivos hay algunos que ya no pueden readaptarse y también los mantienen en el CCF.

Tanto los readaptables como los que no reciben cuidados periódicos en la clínica veterinaria de la fundación. Además, el guía nos llevó a ver a los perros que crían allí. Estos canes originarios de Anatolia los trajeron como parte de un programa que consiste en venderlos a los granjeros para que protejan sus rebaños. Y, de momento, estos granjeros han conseguido reducir un 80% la pérdida de ganado debido a depredadores. Aparte, la fundación investiga sobre el hábitat de los guepardos y supervisa la genética de su población. Por otro lado, también imparten formación a granjeros y tienen programas con diversas universidades.

Todos estos esfuerzos están dando fruto poco a poco, ya que la población de guepardos en Namibia casi se ha doblado en los últimos veinticuatro años hasta llegar a unos 3500 en la actualidad. Podéis obtener más información y colaborar en la página web de la fundación: www.cheetah.org

Video: My Time at the Cheetah Conservation Fund (Abril 2020).

Pin
Send
Share
Send