Asia

Apuntes sobre Japón: geishas y maikos por Míriam

Pin
Send
Share
Send


Si hay algo típico de Kyoto, aparte del Kinkakuji y el Kiyomizudera, son las geishas y las maikos (aprendizas de geisha). Aunque en Japón hay otras ciudades con distritos de geishas (existen en Tokyo, Nara, Osaka, Aichi, Kanazawa… ), ningún otro lugar es tan famoso por sus geishas como Kyoto.

Las geishas, contrariamente a la creencia popular, no son prostitutas de clase alta (este papel lo asumían las cortesanas, llamadas Oiran o Tayuu), sino artistas que entretienen con música, baile, poesía y conversación. La palabra geisha significa precisamente “artista”, y aparecieron en el siglo XVII. Como curiosidad, comentaros que las primeras geishas fueron hombres.

En Kyoto, a las geishas se las llama geikos (literalmente, mujer de arte), y a las aprendizas se las llama maikos (pequeña bailarina, o niña bailarina). Las geikos y maikos viven en distritos llamados hanamachi (ciudades de flores) y en Kyoto hay cinco: Gion Kobu (el más famoso), Gion Higashi, Miyagawa-cho, Pontocho y Kamishichiken. Cada hanamachi tiene su festival anual durante el cual se puede asistir a representaciones de danza por parte de sus geikos y maikos.

A principios del siglo XX había unas 80000 geishas en Japón pero, después de la guerra y de las crisis económicas, actualmente sólo quedan poco más de 1000. A pesar del bajón, parece que últimamente hay un pequeño repunte en el número de geishas y más chicas atraídas por la profesión contactan con casas de geishas (a menudo por internet) para convertirse en aprendizas. Una chica que quiera ser maiko debe haber finalizado la enseñanza obligatoria (normalmente tienen entre 15 y 16 años) y superar un período de entrenamiento de un año, más o menos, para convertirse en maiko. Una vez se convierte en maiko, recibe un nombre profesional y ya puede asistir a las casas de te (ochayas) para entretener a clientes. Pero pasarán unos 5 o 6 años antes que se “gradue” y se convierta en geiko. La diferencia entre una maiko y una geiko, a grandes rasgos, es que una maiko viste con kimonos de mangas largas (tipo furisode) y colores vivos, con el obi colgando, y lleva su propio pelo peinado y adornado con flores vistosas y otros ornamentos. Una geiko, en cambio, viste con kimonos de mangas cortas (tipo tomesode) y colores más serios, con el obi recogido, y lleva peluca (llamada katsura) con muy poca ornamentación. Se dice que esta diferencia es debida al hecho que las maikos todavía son inexpertas, asi que contrarrestan su falta de experiencia con un aspecto más vistoso y, en cambio, las geikos ya dominan más las artes y no dependen tanto de su belleza exterior como de su propia elegancia y habilidades artísticas…

Pin
Send
Share
Send