Europa

Hard Rock Café Barcelona ¡Oh yeah!

Pin
Send
Share
Send


Tengo que confesaros un pequeño secreto: desde que tengo uso de razón, siempre he querido ser una estrella del rock. Me imagino a mí misma como la líder vocalista de un grupo de rock famoso en todo el mundo. Con millones de seguidores, colocando todos nuestros singles directamente en el número uno de la lista Billboard, dando macroconciertos en estadios de fútbol, pisando alfombras rojas y colgando nuestros discos de platino en el Hard Rock Café…

Mientras sonaba «Paradise city» de Guns N' Roses en las pantallas del Hard Rock Café, pensaba en que quizás no ha llegado aún mi momento de fama, pero que allí se puede disfrutar del rock como en ningún otro sitio de la ciudad.

El Hard Rock Café se inauguró en Barcelona en 1997 y tuve la gran suerte de asistir como invitada VIP a la inauguración, en la que Jewel dio un concierto en exclusiva para los invitados. De todos los restaurantes de renombre estadounidenses que se han inaugurado en Barcelona, el Hard Rock Café es el único que ha mantenido a flote hasta la actualidad. Esto ha sido en parte gracias a la buena ubicación, a su menú 100% norteamericano, a un servicio muy atento y a la mejor música del mundo.

Y es que si sois apasionados de la música rock, os encantará la ambientación del restaurante, que está decorado con piezas únicas del mundo del rock, desde partituras hasta carteles de conciertos, pasando por guitarras firmadas y discos de oro.

La comida está muy buena, no os podéis perder los nachos y las hamburguesas, aunque esta vez quisimos probar algo diferente y muy sureño. La carta tiene un apartado de platos ahumados en los que la salsa barbacoa es el ingrediente estrella. Pedí un BBQ pulled Chicken, que es un sándwich de pollo ahumado desmigado acompañado con patatas fritas y ensalada de col. La verdad es que no soy muy fan de la salsa barbacoa, pero la del Hard Rock Café me encantó y, aunque las raciones son abundantes, no dejé ni una miga.

Pin
Send
Share
Send