Europa

Hotel La Fargo: hotel con encanto en territorio cátaro

Pin
Send
Share
Send


A tan solo tres horas en coche desde Barcelona encontramos una de las zonas históricas más interesantes de Francia: el país cátaro. Esta zona está repleta de castillos, abadías y pueblos con mucho encanto, y para descubrirla mejor decidimos escaparnos un fin de semana.

Patio delante de nuestra habitación

Situado a las afueras de Saint Pierre des Champs, en un rincón idílico, a medio camino entre Narbona y Carcassone, está el hotel restaurante La Fargo, construido en una antigua fragua catalana del siglo XIX. «Cuando la compramos solo había tres paredes en pie y el huerto que mantenía su antiguo propietario», nos comentó Dominique. Actualmente, Dominique y Christophe Morellet han convertido esa antigua fragua en un precioso hotel-restaurante en medio de un paraje lleno de naturaleza: un pequeño paraíso.

La habitación Cericiers

El hotel tiene doce habitaciones repartidas en dos edificios: seis en el edificio que originariamente era la fragua y el resto en otro edificio que construyeron hace cinco años. Esta parte también incluye una piscina climatizada, con vistas al valle, que mantiene una temperatura de 24 grados gracias a la energía geotérmica.

Piscina con vistas

Todas las habitaciones son muy amplias y acogedoras. Parte de su encanto es el mobiliario comprado expresamente en Bali que les da un toque colonial. De hecho, la arquitectura de Bali está muy presente también en la construcción y distribución de las habitaciones de la nueva parte del hotel, que tienen baños abiertos y vistas al valle.

Baño (y bañera) importado expresamente de Bali para una de las habitaciones superiores.

Por la mañana desayunamos bajo una gran fronda de kiwis que cubren la pérgola del patio y dan una sombra muy agradable. Esos mismos kiwis en forma de mermelada nos los sirvieron para desayunar, juntamente con mermelada de higo, una ensalada de frutas y panecillos y cruasanes franceses.

Pin
Send
Share
Send